Archive

marzo 2017

Browsing

MI BEBÉ TIENE LA CABEZA PLANA

Muchos bebés nacen con la cabeza un poco deformada por la presión que sufren durante el parto, pero lo normal es que esas imperfecciones se corrijan por si solas en unas 6 semanas. Sin embargo, es posible que pasado ese tiempo notes que tu pequeño sigue teniendo la cabeza asimétrica , o que empieces a percibir que ha desarrollado un área plana. Seguro que no te hace ninguna gracia ver que la cabecita de tu bebé no es perfectamente redonda, pero ¡no te preocupes, en Bebetes tenemos la solución al problema! Sigue leyendo y te contaremos como corregir la cabeza plana.

La plagiocefalia posicional o síndrome de la cabeza plana, un síndrome común

Si te ha pasado lo que has leído en el párrafo anterior, lo más probable es que tu bebé sufra plagiocefalia, dolencia conocida también como “síndrome de la cabeza plana”. El tipo más común es la plagiocefalia posicional, que es el aplanamiento de la cabeza debido a una presión externa; y sucede simplemente porque los bebés en sus primeros meses de vida tienen los cráneos blandos y maleables. Normalmente la aparición de este síndrome se debe a que el bebé pasa mucho tiempo acostado boca arriba, de manera que la parte trasera de su cabecita, al estar presionada contra el colchón, queda aplanada.

¿Cuándo suele suceder?

Normalmente la plagiocefalia o el síndrome de la cabeza plana se desarrolla en los bebés más dormilones, los que tienen la cabeza algo más grande de lo normal y los que nacen prematuramente y por ello tienen poco tono muscular. Además, los niños tienen el doble de posibilidades de sufrir el síndrome que las niñas.

¿Qué tienes que hacer para solucionarlo?

Lo primero que te recomendamos hacer desde Bebetes si ves cualquier malformación en la cabeza de tu hijo o hija es acudir a su médico lo antes posible, pues si es necesario tomar cualquier medida correctora, cuanto más pequeño sea tu bebé, más fácil resultará. Si la deformación es leve, lo más probable es que el médico te recomiende hacer la terapia de reposicionamiento, que consiste en ir cambiando periódicamente la posición del bebé para evitar la presión sobre la parte aplanada de su cabeza. Esta terapia se aplica a la hora de la siesta, cuando el bebé está sentado, en el momento de alimentarlo… Y se trata de medidas muy simples y fáciles de aplicar. Si la deformación es más severa, seguramente para corregirla el bebé tendrá que llevar un casco craneal hecho a su medida, tratamiento que suele durar entre dos y seis meses.

¡Previene la plagiocefalia o SÏNDROME DE LA CABEZA PLANA con nuestros productos!

En Bebetes creemos que vale más prevenir que curar, por eso te recomendamos estos productos que harán que tu bebé esté cómodo y protegido ante cualquier posible deformación:

Lovenest: se trata de un protector de cabeza ergonómico, original y patentado que permite que tu bebé duerma boca arriba sin riesgo de sufrir plagiocefalia!

Doomo Nid: ¡esta tumbona se adapta perfectamente a tu recién nacido y, cuando crece, se convierte en un magnífico puf!

Bibed: ¡la solución de cama completa! Diseñada por un osteópata, permite al bebé mantener las vías respiratorias despejadas, facilita su digestión y, gracias a la libertad de movimiento de la cabeza, le garantiza que se mantenga bien redonda.

Cosydream: este reposabebé mantendrá a tu bebé en una posición perfecta, elevando sus piernas y manteniendo su cabeza apoyada de manera que nunca pierda su forma redonda.