Crowdgifting o los regalos en grupo.

Esta semana os seguimos contando cosas acerca de los regalos y la economía colaborativa, En esta ocasión os contamos cómo el Crowdgifting está llegando a nuestras vidas de igual manera que hace años llegó el comercio electrónico.

Si te perdiste nuestro anterior artículo sobre el Regifting, te lo recomendamos.

Los pagos sociales. Cada vez más comunes

Los pagos sociales constituyen una de las principales tendencias en las redes sociales, debido al patente cambio de modelo económico que estamos viviendo a varios niveles. Son muchas las redes sociales que están abriendo iniciativas en este sentido, muy orientadas al público millennial, y cuando el río suena, agua lleva…

Una cosa es cierta: los pagos sociales van en aumento. Bien sea organizados mediante una web como Bebetes, muy orientada a un tipo de artículo final, o bien sea mediante un uso rudimentario de los grupos de Whatsapp. Muy pocas personas que vivan conectadas a las redes sociales habrán escapado de ese regalo conjunto, esa colecta para un bebé recién llegado, o ese cuñado que nos pide 10 euros para un regalo de cumpleaños.

 

Tres tipos de pagos sociales

Las marcas comerciales son conscientes de que se mueve una gran volumen de compras como resultado de la publicidad social.

Por ejemplo, un estudio encontró que casi el 8 por ciento del tráfico a los minoristas en línea proviene de las redes sociales. Esto supone el aumento de un 1 por ciento sobre las cifras del año pasado.

Surgen por tanto dudas y preguntas acerca del crowdgifting. Si los pagos sociales y las herramientas y webs asociadas realmente acabarán despegando. Y si lo hacen, qué forma y caminos tomarán. Actualmente, el pago social se divide en tres categorías principales

  • Transferencias “de igual a igual”: Webs de marca blanca, lanzadas normalmente por una entidad financiera, para atraer clientes con la organización de wallets que permiten traspasos de dinero de forma muy cómoda.
  • Compras en línea: Como Bebetes, que permiten realizar compras de forma colectiva.
  • Organización de botes: Aquí también se engloba Bebetes, mediante la nueva funcionalidad de Abrir Bote que estrenamos en este 2018. La diferencia con la compra en grupo es que en este caso se permite realizar un bote, y luego una vez terminado, «transferir» su titularidad para el destinatario final, para que elija los regalos que más le gusten.

Aplicaciones como Yapp o Snapcash están entrando muy fuerte en el mercado y es previsible que toda gran red social afiance sus propios sistemas durante los proximos dos años.

Una costumbre ya adquirida

En España estas costumbres no nos pillan de nuevas. Como comentábamos sobre el crowdgifting, son pocas las personas que a lo largo del año no participen en un bote. La ventaja competitiva de sitios como Bebetes es acercar los mecanismos de creación y gestión del bote, junto con una oferta directa de una gama de artículos atractiva.

No solemos tener mucho tiempo para prácticamente nada. Ahorrar dos horas de viaje al centro comercial se nos hace interesantísimo. Por eso recurrimos a sitios como Amazon. Y organizar y recaudar un bote es una tarea pesadísima.

Siempre hay alguien que paga tarde, o nunca paga. También está el que se equivoca, alguien que va retrasado y no se entera hasta el final, o simplemente gente que no lo recibe a tiempo. Después, una vez recaudado el bote hay que elegir los regalos, y como mancomunados que somos, todo el mundo tiene derecho a opinar. Y para gustos, los colores.

Por eso, desde un principio hemos orientado los Botes de Bebetes para ofrecer la máxima facilidad y tranquilidad para el que quiere iniciar un regalo en común. No te tendrás que preocupar de la colecta, y mucho menos de elegir regalos. El problema lo tendrás porque seguramente los quieras todos… ?

¡Puedes comenzar ahora!