Llega el momento en el que tenemos que salir de paseo con nuestro bebé por primera vez. Comienza a ser una idea interesante y tentadora…

¿Cuándo abandonar el nido y dar un paseo?. ¿No hará demasiado frío?. Para que no os quedéis en casa de forma permanente, y podáis lucir a vuestro bebé con todas las garantías os escribimos esta entrada. Esperamos que os sea de mucha utilidad.

Precauciones, precauciones…

Uno de los grandes mitos acerca del frío es que un ambiente helado directamente nos causa infecciones respiratorias. Si pasamos frío, mañana tendremos gripe. Puede que nos cueste un poco aceptarlo, pero no es así. Lo que nos enferma es contaminarnos con los virus que flotan en el aire, no el frío en si mismo.

Los lugares más adecuados

Lo importante es mantener a nuestro bebé solete lo más resguardado de fuentes de gérmenes y contaminación.

Si paseamos por una zona con mucha gente y coches, el aire tendrá una importante mezcla de contaminantes, humos y cómo no, posibles virus flotando en el ambiente. Es ésto lo que realmente hace que podamos enfermar.

Así que nuestra primera recomendación es que evites las calles muy saturadas de gente o de tráfico. Huye de las gasolineras, de salidas de humos, de bares y restaurantes, salidas de metro y sitios similares.
Si tienes posibilidad, aćercate con tu bebé a un parque o a una zona despejada. Evita también las horas punta.

Los mejores horarios para nuestro paseo

Una vez que tenemos nuestro sitio perfecto para pasear, tenemos que adecuar el tiempo del paseo a la edad del bebé. Si vais a salir a dar vuestro primer paseo, que no sea muy largo. Mas tarde podrás ir aumentando el tiempo de forma paulatina, mucho más cuando llegue la primavera.

El horario también está unido a la época del año en la que estemos. En invierno es siempre mejor salir al mediodía. A primera hora de la mañana y a última de la tarde será mucho mas duro…
En primavera y verano te recomendamos salir un ratito a media mañana, y un paseo un poco mas largo al atardecer, ¡seguro que os encanta!.

Comodidades, imprevistos…

Ya sabrás que el bebé puede organizar una buena en cuestión de segundos. Hambre, caca, berrinches, cualquier cosa. Pero hasta ahora te ha pillado todo en casa, y por tanto ha sido fácilmente solucionable.
En la calle todo será ligeramente distinto. Ante todo, es importante no ponernos nerviosos y pensar siempre en su seguridad y evaluar la situación y nuestras posibilidades.

Es importante que el bebé salga alimentado de casa, eso os dará un aporte extra de tranquilidad. Asegúrate de llevar una bolsa con todo lo necesario para una muda, y ropa de abrigo más que suficiente.

Si está lloviendo y todavía no estáis muy acostumbrados a los paseos diarios, no pasa nada por aplazarlo. En cualquier caso, la sombrilla o paraguas incorporada al cochecito es imprescindible, y ¡no olvides uno para ti!.

Nuestra propuesta en Bebetes

En Bebetes te ofrecemos varias propuestas para ser los más guapos del parque. No dejes de ver nuestro Pack «Salir de Paseo».

Para salir de paseo necesitamos el cochecito de paseo, si es verano se recomienda llevar una muselina transpirable o bien una sombrilla para que el sol no achicharre a nuestro bebé.

También te puedes hacer con un parasol y cubierta de lactancia que encontrarás en nuestro apartado de Lactancia, pues su doble función es perfecta, por un lado podrás tapara a tu bebé mientras paseas y por el otro, cuando vayas a darle de comer, podrás cubrirte los pechos y dar de amamantar tranquila sin que nadie se ofenda.

Por otro lado, recomendamos que el Grupo 0+ del coche sea fijo ya que al final, lo de quitarlo y ponerlo es muy incómodo pero no solo por eso, sino porque muchos padres lo utilizan para ir a pasear con sus pequeños y dejar al bebé durmiendo allí mientras pasean, comen o cenan, pero la verdad es que esa postura del Grupo 0+ está bien para un rato, máximo una o dos horas, pero más de eso tiempo es perjudicial para el bebé.

La mejor postura para el bebé durante los primeros meses es estar recostado, ya sea en su capazo o en una silla de cochecito totalmente abatible como las del cochecito Harvey.

ALGO PARA JUGAR EN EL PARQUE…

Y para que nuestro bebé vaya despertando sus sentidos recomendamos que te hagas con un juguete musical, sonajero, una espiral o un espejo para llevarlo siempre encima y con el que se entretendrá a la vez que aprenderá. A nosotros nos encantan los de Babyshower.

Otra cosa fundamental es llevar un arrullo o manta por si empieza a refrescar.
Los bebés todavía no regulan muy bien su temperatura corporal y es recomendable llevarlos tapaditos incluso en veranos. En veranos utilizaremos muselinas o mantitas transpirables y ligeras y en invierno saquitos de cochecito o mantas más acolchaditas así como gorros y manoplas.

Y PARA LOS PAPÁS MÁS ANDARINES…

Para los papás andarines, lo mejor es hacerse con un portabebés elástico. Ya sea en el campo o la ciudad,. Es una de las mejores maneras de llevar a tu bebé.

En bebetes recomendamos los elásticos ya que los puedes llevar desde el nacimiento, su sujeción es buena para el bebé y para la espalda de los papás y la posición es ideal para que el bebé siga teniendo ese contacto con sus padres.

Muchos de los portabebés que son tipo mochila o rígidos, no se pueden utilizar hasta los 4-5 meses del bebé ya que éste queda totalmente sumergido dentro del portabebés por lo que es poco seguro y nada práctico.

Además, los portabebés como los de Umm también son perfectos para tener las manos libres en casa para hacer lo que quieras (manualidades, limpieza,, trabajar, etc..) mientras llevas a tu bebé pegado a ti sin preocuparte de haberlo dejado medio dormido en la cama o el sofá y estar preocupado por si se despierta, se cae, llora, etc..

Y EL CLÁSICO POR EXCELENCIA… EL BOLSO CAMBIADOR.

Finalmente, el bolso cambiador, un básico que viajará siempre contigo!.
Si eres de los que le gusta llevar portabebés, entonces te recomendamos las bolsas tipo mochilas, ya que podrás llevar lo indispensable de manera práctica y fácil, como las mochilas de Oh-oh, en las que tienes todo en una.

Si eres de los que les gusta pasar todo el día fuera entonces te recomendamos una bolsa de las completitas, donde puedas llevar pañales, ropa de recambio por si tenemos fugas, el cambiador, las toallitas húmedas, una muselina todoterreno que nos servirá tanto para darle de mamar como darle el biberón, como para taparle, etc; en el caso de darle el biberón nos llevaremos también: un calienta biberones portátil si es invierno, agua potable y un dosificador como el de Beaba con varias tomas de bibe ya preparadas, de ésta manera, estemos donde estemos, siempre tendremos un bibe para darle.